¿Cuándo es necesario un cambio de identidad visual en tu empresa?

En una consultoría de diseño gráfico es muy común recibir preguntas de los clientes para saber si realmente es necesario cambiar la identidad visual de sus empresas y ante la duda, al contactar con empresas de diseño especializadas, terminan por desconfiar aún más, sin saber si efectivamente existe la necesidad o si la agencia sólo está tratando de vender.

Así, traemos en este artículo, algunas causas y razones reales para cambiar la identidad visual de tu empresa y al mismo tiempo te ayudamos a entender si es necesario o no hacer este cambio.

Cambio de identidad visual, ¿es necesario?

Siempre vemos en los mercados, sobre todo en la actualidad, el cambio en marcas que deciden cambiar su identidad visual. Algunos aparecen con pequeños cambios, otros con grandes cambios... Y lo único que queda en el aire es... ¿Mi empresa realmente necesita esto?

La necesidad de cambiar la identidad visual de tu empresa puede estar ligada a varios factores, que te presentaremos a continuación, pero lo importante es que sepas en este momento que, al igual que sientes la necesidad de cambiar la decoración de tu casa, lo mismo deberías hacer en tu empresa.

A veces miramos nuestra casa y vemos que, ante la actualidad, algunas cosas se han quedado atrás, se están pasando de moda y vemos otros elementos que apenas usamos... ¿Alguna vez has tenido la sensación de mirar tu televisor, por ejemplo, y pensar que uno nuevo sería mejor porque te ofrecería más servicios? ¡Probablemente! Lo mismo ocurre con la identidad visual de tu empresa... No siempre es necesario, pero puede dar un grado de mejora en los resultados.

Una identidad visual no debe cambiarse siempre, existe, quizás, la necesidad de actualizarla con el paso de los años, porque parece demasiado antigua o ya no representa tus servicios o productos, al igual que la antigua televisión. Pero en algunos casos, y el análisis de esta cuestión puede venir de la mano de una agencia especializada en la creación de identidad visual, puede que no sea necesario el cambio.